SERVICIOS PARA TU EMPRESA
INGRESA TU CURRICULUM AQUI
CONOCE NUESTRA ORGANIZACIÓN
 
   

 

Cómo reaccionar ante el despido inesperado
A veces podemos imaginarnos que un posible despido esta por llegar, pero en otras ocasiones nos enteramos de forma inesperada. ¿Cómo deberíamos actuar?

 

¿Cómo actuar si te despiden de forma inesperada?

Si tienes experiencia en la vida laboral, sabrás que, cuando algo no anda bien y tu puesto corre peligro, puedes darte cuenta rápidamente. Entonces tendrás tiempo de prepararte para unposible despido.

Pero, en estos tiempos que corren, en los que muchas empresas realizan ajustes muy duros, nadie está a salvo. Y, a pesar de que suele decirse que el hilo se corta por lo más delgado, hemos sabido de casos en los que se ha despedido a personas con más de 10 años de antigüedad en la empresa.

 

¿Cómo reaccionar ante esta inesperada (y más que desagradable) situación?

 

Ante todo, mantener la calma

Sí, convengamos en que no es la situación ideal ser llamados al despacho de nuestro superior y que se nos informe que “prescindirán de nuestros servicios”. Es mucho más que un balde de agua fría. Probablemente, nuestra primera reacción, después del estupor, sea de enojo, especialmente si no ha sido nuestro desempeño lo que motivó el despido. Lo sentimos como una clara injusticia.

 

Pero enojarnos con la persona que tenemos frente a nosotros no tiene ninguna utilidad. Más aún: si eres un buen trabajador, seguramente tu jefe estará pasando un mal momento también. En muchos casos, la decisión ni siquiera es suya. Y, aunque lo fuera, el enfrentamiento no conduce a nada.

 

Por supuesto, tienes todo el derecho de que se te expliquen los motivos de la decisión, y las condiciones en que dejarás la empresa. Pide un informe por escrito, previo al despido efectivo, en el que conste cuál será la liquidación final, y fírmalo sólo si estás de acuerdo con lo que allí figura. De lo contrario, comunica que lo harás revisar por tu asesor letrado.

 

Si puedes negociar un tiempo extra para buscar un nuevo empleo, hazlo. Y solicita una carta de recomendación para presentar en tus futuras entrevistas laborales, en la que conste que el despido se debió a causas ajenas a tu desempeño.

 

Cuida tus emociones

Seguramente, esta situación te producirá un shock emocional. Más allá de que, obviamente, se te vendrán a la cabeza las cuentas que debes pagar puntualmente mes a mes, tengas o no empleo, debes enfocarte en los pasos a seguir de forma inmediata.

 

La búsqueda de un nuevo empleo requiere que te sientas seguro de ti mismo y confiado en tus capacidades. Recuerda: tus conocimientos y habilidades no han sido puestos en duda. Si eres bueno en lo que haces, lo seguirás siendo después del despido.

 

Planifica y mejora tu CV

Una vez pasado el primer momento de enojo, frustración y quizás, hasta desesperación, siéntate frente a una hoja en blanco y comienza a planificar. ¿Tienes un CV actualizado? Seguramente no, así que… ¡manos a la obra!. Asegúrate de incluir todos los conocimientos que hayas adquirido en la última empresa en las que has estado.

 

Quizás sea el momento de actualizar tus conocimientos, o adquirir nuevas habilidades. Puedes hacer cursos, o un posgrado, cualquier estudio que te dé mayores opciones a la hora de buscar un nuevo empleo.

 

Busca trabajo en forma consistente. Revisa tu red de contactos, busca oportunidades laborales en los sitios web de las grandes empresas, envía tu CV a consultorías importantes.

 

Lo más importante, en esos momentos, es mantenerte activo y no perder la calma, y tener siempre un pensamiento positivo. Recuerda que las oportunidades aparecen cuando y donde menos las esperamos.

 

Regresar

 
GENTE AL DIA. Av. Libertador, entre Palmas y Acacias, Edif. La Línea, Ofic. 31-A, La Florida, Caracas. Venezuela.
Teléfonos: +58 (212) 793.4008 / 794.2877 / 794.0833